lunes, 15 de junio de 2015

Sencillos consejos para mejorar tu forma de correr...

En ChiRunning uno de los principales aspectos básicos para mejorar tu forma de correr es la Alineación del cuerpo en la dirección en la que nos movemos; es decir hacia adelante. Esto significa que debemos procurar que todas las partes de nuestro cuerpo vayan hacia adelante cuando corremos, lo cual suena bastante obvio. Sin embargo, lo obvio no siempre es una realidad y te diré por qué.

¿Te has fijado en tus pies cuando corres? ¿Van apuntando hacia adelante? Algunas personas apoyan sus pies con los dedos apuntando hacia afuera. Esto provoca un movimiento de torsión en las rodillas lo que causa algunas lesiones. Para corregirlo imagina que vas corriendo por una línea recta y un pie apoya a un lado de la línea y el otro al otro lado. Utiliza el principio del progreso gradual para que el cuerpo aprenda poco a poco con la repetición. Hazlo mientras caminas e incluso cuando estas de pie.

¿Van tus brazos balanceándose de atrás hacia adelante? Si cuando corres permites que tus brazos vayan hacia los lados, cruzando el eje central de tu cuerpo, se genera un movimiento de la parte superior de tu cuerpo que hace que las piernas deban hacer más esfuerzo para avanzar hacia adelante. Tus hombros no deben moverse, son los brazos los que van siempre de atrás hacia adelante.

Y por último, si vas rebotando de arriba hacia abajo empujándote con los dedos de los pies, los músculos de la parte inferior de las piernas se sobrecargan y el movimiento de rebote hace que el impacto con el asfalto o la carretera sea más fuerte. Con el ChiRunning se aprende a cambiar este movimiento vertical por un movimiento más horizontal, inclinándonos y permitiendo que la gravedad haga parte del trabajo.

Estos aspectos y mucho otros son los que enseñamos a corregir en los talleres de ChiRunning® y ChiWalking®…

No hay comentarios:

Publicar un comentario